Jamón ibérico

<-- Regresar

 

Este jamón se distingue por su aroma agradable, sabor delicado, poco salado y textura, el sabor varia según el grado de

bellota que haya comido el cerdo y el ejercicio que haya hecho.

La única clasificación permitida para los jamones ibéricos que debe aparecer en las etiquetas son:

 

  • Jamón ibérico de cebo: el cerdo recibe una alimentación a base de cereales y leguminosas, se cría en cebadero.
  • Jamón ibérico de cebo campo: se cría en dehesa y recibe alimentación a base de hierbas, cereales y leguminosas.
  • Jamón ibérico de recebo: se cría en dehesa, su alimentación es a base de hierbas, cereales, leguminosas y bellotas.
  • Jamón ibérico de bellota: se cría en dehesa, se alimenta de bellotas, hierbas cereales y leguminosas.